Textos

Quizá te preguntes ¿porqué “escritor de futuro”?, pues no voy a explicarlo ahora. Sin embargo, debo decir que, efectivamente, escribo. Escribir es una de las habilidades más subestimadas.

Escribir no solo es reunir palabras en un texto o comunicar. Cada texto es un producto en sí mismo. Escribir sintetiza diferentes aspectos. Es por esto que es y ha sido la mejor herramienta para compartir y transferir conocimiento para la humanidad a través de los siglos. Las sociedades que no han tenido una práctica o estructura de escritura han pasado desapercibidas o se han convertido en piezas anecdóticas para los mitos y leyendas.

El poder de la escritura reside en el hecho de que sobrevive al autor. Trasciende el tiempo y las generaciones. Incluso cuando, como humanidad, hemos producido herramientas que también permiten contar historias, ninguna ha reemplazado a la escritura. Esto se debe a que escribir es idioma, lenguaje, y éste último es un reflejo de cómo las diferentes culturas ha comprendido el mundo y su complejidad. El lenguaje son ideas.

Muchas personas creen que algunas ideas novedosas son, de hecho, nuevas y que alguien deberá inventar una nueva palabra para llamarlas. Sin embargo, si miramos a nuestro idioma o a uno extranjero muy posiblemente encontraremos una o más palabras que se pueden utilizar para describir exactamente esa “nueva” idea. Las ideas construyen el lenguaje y ambos construyen culturas y civilizaciones.

Personal

Con la aparición de la cultura del blog, también inicié uno. Allí he compartido un poco de diferentes temas que ha llamado mi atención o que me importan. Escencialmente lo que todo el mundo hacía en ese momento, nada particular. Puedes encontrar estas publicaciones aquí: blog.stone-head.org

En el año 2017 he lanzado un club de Internet en Quinpu.com. Desde entonces escribo allí principalmente. Aún cuando el aspecto personal es menos relevante, sino inexistente, escencialmente comento sobre temas que me importan. Le invito a unirse y compartir sus ideas.